Lets Market | HÁZTELO SONAR TÚ MISMO… ¿O NO? (3ª PARTE) - Lets Market
15274
single,single-post,postid-15274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.3.1,vc_responsive

HÁZTELO SONAR TÚ MISMO… ¿O NO? (3ª PARTE)

3ª entrega del post Haztelo tu mismo.... o no?. Escrito por Fernando Fuentes para Lets Market

04 Ene HÁZTELO SONAR TÚ MISMO… ¿O NO? (3ª PARTE)

Retomando el final de la segunda parte de este informe en el que intentamos analizar -siempre desde el sesgo y la opinión personalísima del menda que firma- el fenómeno del abrasante labeleo patrio –o cómo montar y disfrutar de un sello discográfico sin afanes falahipsters y demás postureos ad-hoc- vamos a meter las zarpas en harinas turbias y poco dulces para en qué estilos electrónicos debemos de fijarnos, y en cuáles no, si lo que queremos es hacer carrera, y de paso ganar algún ril, en las lides de la música parida a mano y a máquinas que tiene como principal objetivo el hacernos bailar y sin pensar mucho… por si acaso.

genres-by-yearPara ello os voy a remitir al reportaje titulado “10 años de beatport” que publicó a finales de 2104 la siempre chula revista inglesa Mixmag y en la que se ahondaba, partiendo de las frías cifras de venta y demás parámetros comerciales, qué estilos electrónicos son los que, hoy por hoy, interesan más a la gente –léase al DJ que se vacían los bolsillos en beatport– y por ello se supone que deben ser los más atrayentes para esos productores -veteranos o noveles- que quieren ganar pasta a través del desarrollo y venta de sus propios temas, tracks o files… vaya usté a saber. Vaya por delante que como este informe abarca 10 años (de 2004 al 2014) de estudio y géneros sonoros tan jóvenes y emergentes como puede ser la poderosa y polémica EDM –y hasta el nu-disco– no forman parte del mismo; me imagino que será por la falta de perspectiva a la hora de intentar hacer un análisis profundos de su progresión en tan breve lapso de tiempo. Pero aún así es raro, raro y raro que no se le mente… ¿verdad? Prometemos preguntar a los capos beatporteros sobre el asunto, fijo que sí.

Richie-HawtinLa primera conclusión que podemos extraer del sabroso pero incompleto repor es que si queremos hacernos ricos, sin más dilación y sin muchos escrúpulos sonoros ni de los otros, tenemos que orientar descaradamente nuestra producción al deep-house, seguido por el tech-house, el techno y el house. Desde 2013 son los géneros que más venden frente al d&b, a los breaks y el dubstep que son los que menos venta están consiguiendo en estos últimos años tras una etapa de bastante alegría. Malos tiempos para la bass music en general, oiga. En tierra de nadie aparecen el electro, el progressive house y el otrora todopoderoso trance. Destacar que el techno y el house –los estilos electrónicos clásicos-populares por antonomasia- mantienen igualmente una evolución sostenida y tranquila dentro de sus siempre altos índices de venta. Finalmente huelga decir que si se introdujera en este top a la EDM el primer lugar de venta- hoy en día- sería para ella, así que ya sabes donde está la panoja… (cuidado, no confundir con la famosa tonadillera enchironada). Y es que aquí no es que haya bipartidismo sonoro que valga amigos, es que o te lías con tu talento y máquinas, en tu estudio casero, a pergeñar este tipo de sonidos deeperos o tech-houssies –eminentemente clubbys– o parece más que claro que no te comerás un colín…al menos según los que compran en dicha plataforma de venta digital que, además, no son pocos, ¿verdad Richie? (Hawtin es uno de los dueños de beatport).

Llegados a este punto los que hayan seguido esta serie de tres capítulos, y basando en esta última parte, me acusarán ahora de abocar al talento creador a la producción interesada y fácilmente monetizable… nada más lejos de la realidad. El artista lo es antes que comerciante, aunque a veces sea las dos cosas a la vez. El arte es siempre libre… y sino estamos hablando de otra cosa. Nadie, en su sano juicio y con un poco de vergüenza, produce música –siempre desde el corazón y las tripas- pensando en que si la hace de tal forma se va vender y si se hace de otra no. Esto no es una magdalena casera a la que si echas dos cucharadas más de azúcar en su masa sale más buena. Si en la primera parte de esta repor hablamos de la prostitución del diyeismo ahora nos enfrentamos a algo peor. Estamos hablando de elementos peligrosos que saben que un loop guapeo, un vocal pintón o un break a tiempo son como hacer que asome una teta en una peli… va a funcionar, lo saben y van a ganar pasta con ello… pero eso los convierte, de forma directa y para siempre, en chuscos mercenarios de la producción musical, en proxenetas sonoros de la más baja estofa musical habida y por haber. Tú, amigo: huye como alma que lleva al diablo de ellos porque, poco a poco, con sus malas artes, y numerosos TOPs en beatport aireados a diestro y siniestro, te convertirán en uno de ellos y entonces ya no habrá nada que hacer. Nada.

bukowski-c-1981-by-mark-hanauer3“¿ASÍ QUE QUIERES SER… PRODUCTOR?».

Y ya para despedir esta última entrega de ‘Háztelo tú mismo… ¿ o no?’ aprovecho para parafrasear al mismísimo Charles Bukowski -a través del camarada Paco Chumoski que es quién nos ha dado la pista- con su famoso, y ahora tuneado para la ocasión, “¿Así que quieres ser… productor?».

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
ó clavado en tu Ableton Live
buscando el hitazo perfecto
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y producirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando hacer música
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que hacerlo escuchar a tu esposa
ó a tu novia ó a tu novio
ó a tus padres ó a cualquiera,
no estás preparado.

No seas como tantos productores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos productores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las discotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
ó hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

No Comments

Post A Comment