Lets Market | ¿CALIDAD AUDITIVA O IMPRESIÓN SUBLIMINAL? - Lets Market
15487
single,single-post,postid-15487,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.3.1,vc_responsive

¿CALIDAD AUDITIVA O IMPRESIÓN SUBLIMINAL?

wave

01 Ene ¿CALIDAD AUDITIVA O IMPRESIÓN SUBLIMINAL?

Desde que apareció el mp3, siempre tuve entendido que es un formato inferior a la calidad cd, por mucha tasa de bits que contenga. A la hora de mezclar y producir mis grabaciones personales, he utilizado soporte wave y al convertirlo a mp3 es imposible no distinguir las diferencias: como mínimo, se nota muchísimo la reducción de graves y agudos. Los platos de las baterías o los bajos quedan muy opacos y escondidos, incluso a veces desaparecen. Pero en estas apreciaciones me da por pensar que quizá mi subconsciente me haya traicionado en algunos casos.

Antes de nada explicaré algunas cosillas básicas sobre los mp3 y su bitrate (o tasa de bits). Comprimir el sonido significa pérdida de calidad, por ello hay que prestar atención a cuánta información se transmite por unidad de tiempo: las codificaciones más usadas para el mp3 son 64, 128, 192 y 320 kbps (kilobits por segundo). Así pues, una canción de 64 ocupará menos espacio que una de 128 y así sucesivamente. Tampoco debemos olvidarnos del CBR, bitrate constante, y del VBR, bitrate variable. Este último es más aconsejable a la hora de comprimir distintas partes de una grabación con variados bitrates.

change-bitrate-convert

Pues bien, desde siempre ha existido la polémica y enfrentamiento entre los que prefieren ahorrar espacio y optan por la cantidad musical, alegando que las diferencias de calidad de los mp3 son casi imperceptibles para nuestro oído, y los que apuestan por los detalles cualitativos de la música, prefiriendo archivos más pesados y con bitrates más altos, haciendo hincapié en las múltiples particularidades que se pierde nuestro sistema auditivo ante soportes de peor calidad. Yo he sido partidario del segundo grupo, aunque actuales opiniones al respecto me hacen dudar de mi elección.

Me he informado recientemente sobre un estudio realizado por el programador Jeff Atwood a través de su blog, en el que intentó descubrir si la gente normal, aficionada a la música (pero sin llegar a ser expertos melómanos) nota las diferencias entre los formatos de mp3. Participaron en el estudio más de 3.500 personas, las cuales debían escuchar 5 ficheros de audio distintos (con bitrates entre 128 y 320 Kbps y uno sin comprimir) y votar del 1 al 5 en función de la calidad que habían percibido. Como es lógico, los usuarios desconocían las características de los soportes para no influir en su objetividad. Los resultados fueron los siguientes: el mp3 de 128 Kbps CBR fue considerado sin duda alguna el peor; el de 160 Kbps VBR sería el de mejor calidad, superando incluso al de 320 CBR (la tasa de bits variable sería superior a la fija). Esto es muy curioso ya que se supone que un cd original albergaría una calidad entre los 192 y 256 Kbps. Según el estudio citado, los mp3 de 160 tendrían más calidad que los compact, lo cual parece absurdo, por eso tiendo a pensar que la mayoría de la gente, a partir de 160, no distingue unos sonidos de otros, teniendo en cuenta también que el subconsciente nos puede engañar y hacer que nos imaginemos lo que no es.

wave

En resumen, la mejor manera de comprimir, ahorrando en almacenamiento y con un sonido óptimo, sería gracias al bitrate de 192 Kbps VBR. A partir de ahí, en adelante, es muy complicado apreciar matices y alteraciones.

Hay que considerar también algo lógico: si recomprimimos un fichero de 128 y lo convertimos a 192 Kbps, no se conseguirán mejoras y perderemos espacio. Si hacemos lo contrario, pasar de 192 a 128 Kbps,  mermaremos algo la calidad pero reduciremos el peso del archivo.

Creo que este experimento obvia datos interesantes como, por ejemplo, saber el reproductor o equipo desde el que se emitía la música (ordenador, altavoces, auriculares, equipo de alta fidelidad, etc.), tiempo de escucha (nuestros sentidos no prestan la misma atención durante 5 minutos que durante 20) o estilo musical (electrónica, rock, clásica, etc.), ya que todos estos factores pueden influir sobremanera en el resultado final.

Interesante tema para los que nos gusta usar soportes eficientes para nuestras creaciones artísticas.

No Comments

Post A Comment